La comunidad LGTBI en el medio rural

Los hombres homosexuales generalmente han sido estereotipados como habitantes de la ciudad con trabajos en peluquería y medios de comunicación. Pocos están representados en el áspero, duro y sucio mundo de la agricultura. Y, aparte de algún que otro personaje de ficción ya sea en literatura o en televisión, es raro ver a los hombres homosexuales presentados como agricultores. Pero, ¿están las zonas rurales desprovistas de ellos? ¿Están realmente ausentes de la agricultura y las industrias relacionadas?

Incluso si aceptamos la realidad de los hombres homosexuales que trabajan en la agricultura como una presencia real, aunque pequeña, ¿por qué debería preocuparse la mayoría de la comunidad agrícola por el apoyo que podrían necesitar? Se sabe que es probable que la agricultura sufra una escasez de mano de obra en un futuro próximo; y también se ha advertido un éxodo de jóvenes hacia la industria, y con ello la pérdida de nuevas ideas y nuevos talentos. Está claro que la agricultura debe atraer a los jóvenes, no darles otras razones para irse. Para los granjeros homosexuales, la percepción de la homofobia y el miedo al aislamiento son dos factores principales que podían resultar en la expulsión de buenas personas de la industria.

¿Qué podría alejar a los agricultores homosexuales de su carrera en la agricultura? Algunos factores pueden ser inherentes al trabajo que realiza la industria, lo que limita las posibles respuestas de los líderes de la industria para mitigarlos. El factor más importante que aleja a la gente de la agricultura es probablemente la miseria que gana con ella y las horas que tiene para trabajar; este horario exigente deja al trabajador con poco tiempo para viajar para encontrar la amistad, y mucho menos el romance, un problema magnificado por su sexualidad.

El tema de la sucesión también agrega un nivel adicional de complejidad a la vida de los agricultores homosexuales y sus familias. Si bien la idea de que el hijo primogénito herede automáticamente la granja puede estar menos de moda, la idea aún persiste. ¿Es probable que esta pregunta sea complicada si un sucesor potencial es gay?

Dejando de lado las largas horas de trabajo y los problemas de sucesión, otro desafío al que se enfrentaron los agricultores homosexuales es uno ampliamente aceptado que afecta a la mayoría de las comunidades rurales: el aislamiento. Una de las principales soluciones para evitarlo es Internet, lo que subraya la necesidad de una buena banda ancha rural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *